Una nueva forma de trabajar las corazas musculares y sus beneficios en la salud y en la sexualidad

Existe una relación entre la salud física y la psicológica que además afecta a la experiencia sexual. Por ejemplo, si estamos con una energía baja o tenemos hábitos de vida poco saludables, con el tiempo se manifiestan consecuencias tanto físicas como emocionales: estrés, insomnio y enfermedades. Esto puede afectar a la sexualidad y disminuir el deseo sexual. En esta relación entre lo físico y lo mental aparecen las “corazas musculares”, defensas emocionales que se han creado en diferentes épocas de la vida para afrontar el dolor emocional o los momentos difíciles y/o traumáticos que afectan a la salud en general.

Vamos a analizar cómo podemos trabajar para explorar y liberar estas corazas a través de diferentes métodos psicoterapéuticos que mejoran nuestro estado de salud y aportan una experiencia sexual más satisfactoria.