tu-sexo-es-tuyo

Sexualidad: Hablando sobre sexo de forma natural

Hola, algunos ya conocen mi trabajo, y para otros este es nuestro primer contacto, bueno para los que todavía no me conocen me llamo Alex Kroll y hace 10 años que trabajo con Terapia holística y Sexología.
Cuando hice el master en sexualidad y terapia de pareja tuve la oportunidad de emerger en el mundo de múltiples escritores sobre sexualidad, género, pareja, sanación, tantra, etc. Yo leí muchos libros en relación a la sexualidad tanto del mundo oriental como occidental. Y creo que el conocimiento es algo que siempre deberíamos compartir con los demás, y con esta idea nació Sexy Friday, basándose  en la temporada de Netflix sex education una forma de exponer mi opinión sobre libros de grandes sexólogos de una forma educativa que pueda ser leído tanto por adultos como por adolescentes que están en fase de descubrimiento.
Sobre todo, recomiendo estas lecturas, para que sean leídas con interés e integren sus enseñanzas en su vida. Sin duda su vida sexual cambiará para siempre…
Creo que ya he hablado demasiado.(hehe) Vamos a lo que realmente interesa. El primer libro de nuestra temporada Sex Education es:

 Tu Sexo es Tuyo

Autora: Sylvia Béjar
Editorial: Planeta             sex-education

He conocido este libro, Tu sexo es tuyo, de Sylvia Béjar a través de su página web. Es una página que está hecha de una forma transparente y clara sobre el tema de la sexualidad que lleva a participar activamente en su blog y Facebook de una manera natural. Sylvia Béjar es sin duda una excelente escritora y su lenguaje emana una cierta cercanía hacia el público. Pero también con sus estudios en salud, sexualidad y educación aporta un amplio rango de experiencia sobre cómo viven las mujeres su sexualidad en la sociedad española actual.

Además, el texto está escrito desde una perspectiva feminista e invita a reflexionar sobre las creencias, normas y actitudes aprendidas por las mujeres a lo largo de su experiencia sexual en su vida.
Este libro empieza con una crítica al patriarcado y a la cultura sexista en la que vivimos en la actualidad. Esta sociedad todavía no abarca por completo las necesidades de las mujeres ni sus mayores deseos, además la igualdad entre hombres y mujeres todavía tiene que desarrollarse por completo. El texto pone de manifiesto que las mujeres empiezan ya a valorarse y respetarse más y tomar un papel más activo en su vida.

Esta idea se ve reflejada en el ejemplo de Lilit: que todas las mujeres tienen el derecho de decir NO a cualquier situación sea en el ámbito sexual o en cualquier otro que les haga sentir incómodas, infelices o inferiores.

La autora pone un ejemplo de comparación entre el “don Juan” y “la chica fácil” para reflexionar sobre la desigualdad de genero en nuestra sociedad actual entre el comportamiento libre del hombre y la mujer.

La mujer tiene que soportar mucha más crítica y censura en este aspecto.

Frente a esto, Sylvia invita a las mujeres a que no esperen que llegue el “príncipe azul” para darles placer, comodidad y felicidad. Ciertamente, la mujer tiene el poder de salir al mundo y responsabilizarse de sus deseos, su placer, su sexualidad y de sus relaciones sexuales. Es decir, salir de la impotencia que tanto nos venden a través de las películas, la publicidad, las normas sociales, etc. Tanto hombres como mujeres podemos salir ganando si las mujeres expresaran sus deseos y necesidades más libremente.

Sin embargo, ni los hombres ni las mujeres han recibido una educación sexual adecuada y parece que por defecto, todo el mundo tendría que saber cómo hacer el amor. El texto ayuda a las mujeres a comprender que también los hombres tienen sus problemas y prejuicios sexuales, por ejemplo, sobre su pene, longitud y grosor.

Desde jóvenes, en el mundo masculino existe la competencia: quién aguanta más tiempo y quién lo tiene más largo. Es una constante exigencia de ser el más fuerte y viril. Bajo esta presión y con la educación recibida, el hombre ha perdido su sensibilidad global del cuerpo. Desde ahí, se ha desarrollado una sexualidad en los hombres incompleta, se podría decir más falocéntrica, que ha dejado sus heridas en el mundo masculino, frente a la sexualidad femenina que dedica más tiempo a las caricias.

Otro punto importante que desarrolla el texto es la falta de autoestima en las mujeres. A través de su propia experiencia en el mundo femenino, Sylvia presenta sus ideas para recuperar la autoestima. Asimismo, expone sugerencias de otros profesionales como psicólogos o terapeutas sexuales que han ayudado a las mujeres en este punto. No obstante, es un tema complejo tanto individual como socialmente. La moda, las revistas, los medios de comunicación nos venden un estilo de vida en el cual, tanto la mujer como el hombre, necesitamos un cuerpo y una actitud ideal. Y en esta constante manipulación de imágenes y slogans en que vivimos, la mujer adopta esa misma forma y creencias de vivir su vida. Darse cuenta de cómo nos manipulan, ya es un punto de partida para concienciarse y salir de estas ideas preconcebidas.

Con este aprendizaje, la mujer puede empezar a cuidarse más, es decir, a tomar más tiempo para ver qué necesita, qué tipo de lectura o personas le favorecen, hacer las paces con el propio cuerpo, reírse más, mejorar la comunicación… Este libro ofrece una amplia lista sobre cómo trabajar la autoestima y en definitiva, lo esencial sería escucharse más a sí misma.

La autora pone énfasis en que mejore la comunicación entre las personas y parejas. Para comenzar, que exploren la totalidad de su cuerpo, piel y sus zonas más erógenas, tanto genitales masculinos como femeninos para aumentar el placer, el gozo, la sensibilidad y para explorar deseos naturales e inhibidos, si se quiere. Es comunicar al otro que la sexualidad no es solo coito y preliminares sino que hay un amplio rango de prácticas de hacer el amor y múltiples maneras para llegar al orgasmo. A veces, solo con caricias del pecho, del clítoris “la clave del placer para la mujer” o de los testículos se puede llegar al clímax tanto la mujer como el hombre.

Además invita a explorar toda la zona anal que también ofrece una sensibilidad extrema. En resumen, que se den tiempo, que se relajen, que se abran a nuevos métodos de estar juntos, que compartan juegos sexuales nuevos o las mil y una posibilidades que ofrece el mundo de la sexualidad.

Sylvia subraya que no actúen desde un papel con exigencia, sino desde una comunicación sincera y que disfruten este momento sensible como gozoso consigo mismo y/o con el compañero. En síntesis, repite la importancia de abrirse a experimentar, a probar, a aprender, etc…, porque cada persona es única al sentir placer.

El lenguaje del texto ofrece una lectura fácil para cualquier persona. La autora se expresa de una manera cercana, con humor y sencilla. A veces, incluso, se expresa con un cierto enfado cuando hay comentarios que infravaloran a la mujer, a sus deseos, sus complejidades o solamente sus necesidades. Sin embargo, esta crítica emocional y su humor enriquecen el libro y, por lo tanto, se lee con más interés. Se podría decir que se percibe la experiencia sexual que ha tenido ella a lo largo de su vida.

La autora también crítica a la propia mujer que aún no se conoce con respecto a la autoexploración y masturbación, algo que tendría que ser vivido con normalidad y placer. En cuanto a la estructura del libro, ofrece todo un cuestionario que es muy completo, “365 + 1 sugerencias” para inspirarse, la anatomía sexual femenina y masculina, cómo aumentar la sensibilización de la zona genital, sugerencias y gráficos de posturas de “sexo a solas” y “sexo en compañía”… .

Y para terminar, la tesis de la autora de que la mente es el órgano sexual más poderoso, me llama mucho la atención por su veracidad. En mi propio desarrollo personal he pasado por diferentes fases de ansiedad, vergüenza, culpa, D.E., y asco hasta llegar a sanar todos estos problemas a través de técnicas como el mindfulness y de la terapia psicosomática.

Desde esta experiencia directa vivida comprendo que la mente es poderosa, un universo complejo y a la vez bello. De la misma forma que un bebé durante varios días o semanas intenta levantarse para caminar por sus propios medios, Sylvia transmite al lector la capacidad que todos tenemos para mejorar nuestra comunicación y nuestra sexualidad a un ritmo progresivo tanto individual como en pareja. Ya el mismo libro lo dice: “tu sexo es tuyo”. A por él.
Hasta el próximo Sexy Friday/ Sex Education! 🙂

5 (100%) 4 votes